Imperdible en muchas cocinas, la carne al horno siempre cuenta con adeptos en todas las mesas. Aquí una idea para la renovación de un clásico no aconsejable para vegetarianos.

Ingredientes:

– 1 kilo de carne (pulpa o peceto)
– 1 zanahoria
– 1 puerro
– 50 gramos de manteca
– 150 gramos de azúcar
– 200 ml de vinagre
– 200 ml de vino tinto
– aceite de oliva
– 1 ajo
– sal, pimienta

Preparación:

Calentamos el horno a temperatura moderada mientras sazonamos la carne con pimienta y sal a gusto. Calentamos en un sartén grande una cucharada de aceite de oliva a fuego medio, agregamos la carne y sellamos hasta que dore por ambos lados. Retiramos del sartén y reservamos.

Ubicamos en el mismo sartén la zanahoria pelada y picada, el puerro picado y el ajo grande machacado a fuego moderado hasta dorar. Adicionamos el azúcar, vinagre, vino tinto, manteca y agregamos una taza y media de agua. Llevamos a ebullición, retiramos del fuego y lo colocamos en una fuente grande para horno. Encima de las verduras colocamos la carne y horneamos por espacio de una hora y media aproximadamente. Durante la cocción debemos dar vuelta la carne una o dos veces. Retiramos del horno y dejamos entibiar veinte minutos antes de cortar.

Verificamos la consistencia del líquido de la cocción de la carne y verduras, debe quedar espeso. De ser necesario, retirar un poco de líquido o verduras a otro recipiente.

Cortamos la carne en tajadas finas. Servimos en una fuente y encima de ella las verduras, rociando con el líquido de la cocción. Servimos inmediatamente. Un ideal acompañamiento resulta el risotto.