Los chips de verduras son una opción fantástica para tomar verduras de una forma novedosa y atractiva para jóvenes y mayores.

A todos nos gustan las patatas fritas, por qué no nos van a gustar las verduras fritas de la misma forma.

Entre las frutas sólo sería aceptable la manzana, la pera o “frutas”, es decir, piezas que se pueden comer de una vez.

No intentadlo con melón o sandía porque sería una catástrofe intentar freír estas frutas.

Cogemos el ingrediente que más nos guste o bien sólo verduras o frutas, dependiendo de lo que queramos presentar en la mesa.

El truco está en cortarlo todo lo más fino posible, si tienen un corta fiambres mejor que mejor.

Una vez cortado todo en láminas muy finas es el momento de ir echándolo en aceite muy caliente y freír.

Un plato con papel absorbente nos servirá para evitar el exceso de aceite.

Si es verdura podemos salar, si son frutas un poco de azúcar, pero no es necesaria.

Ideales para el aperitivo más saludable de este verano.

Seguro que sorprenderán a más de un amigo con esta mágica receta que nos permitirá entrar en el mundo de la alta cocina.