Comer cosas con harina para los celíacos no resulta algo sencillo ni mucho menos. Todos deben saber bien lo difícil que se hace para ellos el hecho de tener que andar consiguiendo alimentos que no tenga absolutamente ninguna presencia de trigo, avena, cebada y centeno, razón por la cual hay muchas cosas que se excluyen obviamente de su dieta habitual. Pero las harinas sin gluten que se han ido desarrollando en los últimos tiempos les abren a quienes padecen de dicho problema un abanico de posibilidades más que interesante. Como esta masa de pizza sin gluten.

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina sin gluten (Glutestop)
  • Una cucharada sopera de aceite
  • 5 gramos de levadura de panadería
  • Una pizca de sal
  • 150 ml de agua

Preparación:

Haz el clásico “volcán” con el harina sobre la mesa, mesada o el sitio que hayas escogido para amasar la pizza. Empieza a colocar los ingredientes, recordando que nunca debes echar la sal inmediatamente junto a la levadura ya que puedes cortar su efecto si lo haces.

Una vez que todos los elementos estén dentro del volcán, comienza el amasado, mezclando siempre desde dentro hacia afuera, cuestión que los líquidos vayan impregnándose del harina. Sigue amasando hasta que te quede una masa bien lisa y pareja, cuidando de añadir más agua o harina, conforme a si te ha quedado muy dura o muy blanda. La textura debe ser suave y elástica.

Tapa y deja reposar la masa durante unos 20-30 minutos, para que duplique su volumen. Estírala y colócala en una fuente para horno. Allí después entrará en juego tu imaginación. Lo cierto es que puedes acompañarla a tu gusto, mientras no incorpores ningún producto prohibido dentro de tu alimentación. Ser celíaco no tiene que traerte complicaciones para alimentarte si tienes en cuenta posibilidades como estas.

Etiquetado en:
,